Fernando Fernández Lara: “la Fiscalía solicita dictar una sentencia absolutoria para el alcalde Javier Rodríguez Palacios”

  • La Fiscalía ha pedido dictar una sentencia absolutoria por no apreciar ningún delito.
  • El Partido Popular de Alcalá y su portavoz, Víctor Chacón, tratan de judicializar la vida política de la ciudad en un intento torticero de cuestionar la legitimidad de la acción del Gobierno municipal.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Fernando Fernández Lara, ha señalado hoy que “la Fiscalía pide dictar sentencia absolutoria para Javier Rodríguez Palacios, al no apreciar ningún hecho constitutivo de delito”. Los socialistas de Alcalá confiamos plenamente en la Justicia.

La única acusación es la del denunciante, el portavoz del Partido Popular de Alcalá de Henares. “Era de esperar que el señor Chacón procediera de la manera que viene procediendo durante este último ejercicio. Lo único que busca es el daño personal a la imagen del alcalde, sin importarle lo más mínimo la ciudad”, añade Fernández Lara.

Al portavoz de los populares complutenses le importaba muy poco este Pleno de Presupuestos, tuvo 30 días en los que hubiera bastado una simple alegación para que hubiera tenido que convocarse el Pleno definitivo de aprobación de Presupuestos y el debate de los mismos. Eso que tanto reclama que no tuvo, lo hubiera tenido perfectamente. Por tanto, el señor Chacón nunca tuvo lesionado su derecho, lo tuvo siempre íntegro porque era el inicio del proceso, es decir, se trataba del Pleno de aprobación inicial de los Presupuestos”, insiste el portavoz socialista.

Una vez más, el Partido Popular disfraza la verdad y oculta información en un intento torticero de cuestionar la legitimidad de las acciones del Gobierno Municipal que lidera el PSOE de Alcalá. Un Gobierno que no solo ha reducido la insostenible deuda heredada de anteriores Gobiernos de la derecha desde los 261 millones de euros hasta los 127 millones de euros, sino que también ha conseguido poner en marcha un Plan de Inversión Municipal dotado de 30 millones de euros para devolver a los vecinos y vecinas de la ciudad su esfuerzo en el pago de los impuestos en forma de mejoras en todos los barrios.