El PSOE llevará una moción al Plano para oponerse al nuevo “tarifazo” de VOX-PP: Aumentan hasta en un 50% el coste de estacionamiento en Zona Azul y duplican las plazas de estacionamiento de pago

Los socialistas complutenses han denunciado públicamente las intenciones del actual equipo de Gobierno VOX-PP de imponer un nuevo tarifazo que en esta ocasión afecta a la movilidad de Alcalá tras aprobar los pliegos para el servicio de estacionamiento limitado y controlado en vía publica (Zona Azul), los cuales recogen una subida de las tarifas de este servicio de entre un 32% y un 50%, con  un recargo adicional para coches con etiquetas A y B.

MOCIÓN A PLENO

Desde el Grupo Socialista señalan que “este nuevo tarifazo para la nueva zona azul obligará a los vecinos a pagar hasta 11,40 euros por estacionar 6 horas su vehículo”, lo que implica que “a partir de ahora aparcar en la calle será más caro que hacerlo en los aparcamientos públicos gestionados por la empresa Interparking”, que tienen una tarifa de 8,95 euros para 24 horas, e incluso menor con el uso de su APP,  con un coste de 7,95 euros. Ante esta situación, los socialistas han anunciado que llevarán al Pleno Municipal del mes de marzo una moción “para mostrar nuestro rechazo” a las intenciones del Gobierno VOX-PP de aplicar un nuevo “tarifazo” a las vecinas y vecinos de la ciudad, proponiendo en su moción “retirar y dejar sin efecto el expediente de contratación” sobre este servicio, a la vez que instarán al equipo de Gobierno a “crear una Comisión de Trabajo, conformada por grupos políticos con representación municipal, Federación Comarcal de Asociaciones de Vecinos de Alcalá de Henares (FCAVAH) y representantes de asociaciones de comerciantes y de galerías comerciales de la ciudad, con el objetivo de acordar las condiciones que debe tener el servicio del estacionamiento limitado y controlado en la vía pública, así cómo la gestión de las zonas de carga y descarga”.

DUPLICAN LAS PLAZAS DE PAGO

Desde el Grupo Socialista recuerdan que el expediente, aprobado en la Junta de Gobierno Extraordinaria del 15 de febrero, recoge esta concesión “por un plazo de seis años, con un máximo de dos prorrogas anuales, y duplicando las plazas de pago existentes, ya que el contrato se inicia con 413 plazas de estacionamiento regulado, pero incluye la implantación y puesta en funcionamiento de más del doble de plazas, hasta llegar a 887  plazas reguladas, de forma que se incluyen todas las calles de la zona centro. Hablamos -añaden- de una medida que afecta a dos legislaturas, algo que nos retrotrae a los macrocontratos de la etapa de Bartolomé González y que aun hoy sufrimos, con contratos de 50 años, como el de la plaza de toros,  o de 25 años, como el del servicio de agua y servicio de limpieza y que por tanto exceden de las competencias del actual equipo de gobierno de VOX-PP ya que este contrato se prolongaría también en la próxima legislatura 2027-2031”.

Los socialistas señalan además que “para las plazas de estacionamientos disuasorios las tarifas a aplicar serán un 25% de las estipuladas para las plazas de aparcamiento regulado convencional”, por lo que se preguntan “si el actual aparcamiento disuasorio frente a la Fabrica Gal o en el entorno del vivero-Roca o en el antiguo Recinto Ferial pasarán a ser de pago”. Desde el Grupo Socialista denuncian que con estas medidas el Gobierno VOX-PP decide “que todo el Casco Histórico sea zona azul, con pequeñas zonas delimitadas para el aparcamiento de vecinos del centro, que, además, verán como los de una zona no podrán aparcar en otra con tarjeta de residente lo que limitará mucho sus posibilidades de aparcar”.

Por último, los socialistas señalan que “todo esto supone que el resto de ciudadanos que no son del centro tendrán que pagar por estacionar sus vehículos cuando se acercan a disfrutar del Casco Histórico, no pudiendo aparcar además más de 6 horas seguidas en un mismo sitio, un despropósito en esta carrera de la actual alcaldesa, Judith Piquet, que llegó prometiendo la bajada y eliminación de impuestos y en estos meses ha hecho todo lo contrario, creando un tarifazo para la recogida de residuos e impuesto este nuevo tarifazo para el estacionamiento en el centro de la ciudad”.