El PSOE denuncia la imposición de Judith Piquet de un  basurazo por un importe de 7.5 millones que pagaremos todos los vecinos de Alcalá

  • Los socialistas lamentan la “cortina de humo xenófoba” planificada por el PP para no hablar del basurazo aprobado por Judith Piquet

Alcalá de Henares, 21 de enero de 2024. Los socialistas complutenses han denunciado públicamente la “vergonzosa estrategia xenófoba diseñada por el Partido Popular esta semana para desviar el foco del debate y no hablar a los vecinos de un hecho tremendamente grave y que afectará directamente a los bolsillos de los alcalaínos: la imposición de un basurazo que incrementará notablemente los recibos a pagar por nuestros vecinos”.

Piquet cumple su misión: Impone la tasa pedida por el Gobierno Regional y se va

Desde las filas socialistas han recordado como “hace unos días la alcaldesa y Presidenta de la Mancomunidad del Este, Judith Piquet,  anunciaba que dejaba su puesto en la Mancomunidad no sin antes imponer un incremento del 70% en el coste del tratamiento de los residuos, siguiendo las ordenes del Gobierno Regional sin rechistar”. Los socialistas denuncian que este nuevo basurazo aprobado implica que a partir de ahora los vecinos pasarán a pagar “136 euros por tonelada en lugar de los 80 actuales”, lo que repercutirá en los bolsillos de los alcalaínos.

Judith Piquet ha cumplido la misión que le mandó Ayuso al frente de la Mancomunidad: Ha impuesto un basurazo y se ha largado”, señalan los socialistas, que recuerdan además que cuando Javier Rodríguez Palacios dejó la presidencia de la Mancomunidad se pagaban 80 euros por la basura, con el compromiso de la Comunidad de Madrid de asumir la mitad del coste de la planta. Sin embargo, “Piquet ha dejado abandonados a los municipios de la Mancomunidad, limitándose a hacer lo que mejor sabe:  No molestar al Gobierno Regional e imponer un basurazo que pagarán los vecinos; en total 7.5 millones de euros”.

El PP lanza su cortina de humo xenófoba para tapar sus vergüenzas

Desde el Grupo Socialista han denunciado que esta grave decisión “ha tratado de ser tapada con un vergonzosa cortina de humo xenófoba para ocultar una decisión que va a afectar y mucho al bolsillo de los vecinos por culpa de una alcaldesa que no ha presionado lo más mínimo al Gobierno Regional para no molestar, y que lejos de defender a nuestros vecinos se ha dedicado a contentar a Isabel Díaz Ayuso, gastando, además, el dinero de los vecinos para decorar el despacho y poner una moqueta para recibirla”.