El PSOE de Alcalá exige a la Gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias la apertura inmediata de la zona UCI que mantiene cerrada 

Los socialistas complutenses han denunciado la grave y preocupante situación que sufre la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) tras constatar en los últimos días las insostenibles condiciones en las que se encuentran los pacientes más críticos del centro, tal y como han denunciado también desde el sindicato MATS, evidenciando, además, como los profesionales del servicio no pueden realizar su trabajo con las mínimas garantías para el paciente.

UNA DE LAS UCIS, CERRADA DE FORMA UNILATERAL

La concejala socialista Blanca Ibarra ha señalado en este sentido que “en el hospital hay dos zonas UCI reales, la UCI A, con 14 camas, y la UCI B, la más nueva, con 6 camas adicionales. En el momento más crítico de la pandemia se habilitó una tercera zona UCI, la llamada UCI-C, pero que realmente no es una UCI propiamente dicha. Esto significa que no está preparada ni estructuralmente ni con los medios materiales para ser usada como UCI de manera normalizada”. Ibarra denuncia en este punto como en las últimas semanas esta zona UCI-C se ha tenido que usar de manera temporal por unas obras menores en la UCI-A. Sin embargo, y para sorpresa de la plantilla, una vez terminadas dichas obras, la Gerente del hospital, de forma unilateral, ha decidido no reabrir esa UCI-A, manteniendo en condiciones lamentables a los pacientes en la UCI-C, con el riesgo vital que ello puede suponer para este tipo de pacientes. “La excusa aportada por la gerencia – señala la edil socialista- es que tienen un problema de climatización que quieren resolver. Sin embargo, la realidad es que los problemas de climatización son globales de todo el hospital y vienen arrastrándose desde los años 80. Además, – explica- no está previsto ni fechado que se acometa a corto plazo ninguna mejora en dicha climatización”.

 

SITUACIONES LÍMITES PARA LOS PACIENTES

Los socialistas destacan en este punto como cualquier mejora en la climatización de la UCI A, que ha funcionado sin problema todos estos años con el sistema actual de climatización, es un problema menor comparado con las condiciones infrahumanas de la UCI C, donde actualmente se viven situaciones lamentables”, como por ejemplo:

  • No hay separación entre pacientes, algo totalmente fuera de la normativa y que aumenta exponencialmente el riesgo de infecciones en pacientes críticos.
  • No hay tomas de corriente suficientes para los aparatos de cuidados intensivos, lo que obliga a los profesionales a utilizar ladrones, alargadores y otros dispositivos improvisados.
  • Los profesionales, a la hora de atender situaciones críticas de un paciente, tienen que ponerse primero a mover las camas del resto para poder atenderles por falta de espacio.
  • La falta de aislamiento y espacio hace que los pacientes vean y escuchen lo que le pasa a otros críticos, cómo se deterioran, e incluso fallecen, sin un mínimo de intimidad.

 

UNA SITUACIÓN QUE SERÁ LLEVADA AL PLENO

Ante esta situación, los socialistas han solicitado la apertura urgente de esta UCI y se revierta una decisión que “está poniendo en grave riesgo la vida de nuestros vecinos y vecinas por la falta de sensatez de una gerente que hace mucho tiempo que tendría que haber sido cesada por el Gobierno Regional”, afirma Blanca Ibarra. Los socialistas han anunciado por último que llevarán al pleno de diciembre esta gravísima situación de no solucionarse en los próximos días.